Alimentos y Comestibles Cannabicos

3(2).png

El cáñamo es una excelente fuente de fibras naturales y varios cannabinoides bioactivos. Hasta ahora se conocen al menos 120 cannabinoides, y poco a poco se están revelando nuevos a través de estudios detallados de la cannabis. Sin embargo, ya sea natural o aislado, la cannabis es particularmente susceptible al oxígeno, el calor y la luz. Por lo tanto, la diversidad de las propiedades de esta planta está en gran medida relacionada con su inestabilidad química.


  • También puede interesarte Microbios y Bacterias: La Gran Amenaza a la Civilización


  • Por otra parte, el uso del cannabis de tipo medicinal y de los fitocannabinoides del mismo se ha popularizado rápidamente y desempeñan un papel indispensable tanto en la terapia médica como en el ocio que tanto disfrutamos. La reciente regulación y reclasificación del cannabis así como su reglamentación en países como Canadá donde se está estandarizando el proceso de elaboración de comestibles amplía aún más su aplicación en la industria alimentaria.

    Las variedades de productos comestibles de cannabis legal en el mercado actual son relativamente monótonas debido a las rigurosas restricciones. Mientras tanto, las patentes/estudios relacionados con los sistemas de seguridad y garantía de calidad de los comestibles de cannabis son todavía escasos y necesitan ser desarrollados. Además, junto con los cannabinoides, existen muchos fitoquímicos como los flavonoides, los lignanos, los terpenoides y los polisacáridos en la matriz del cannabis, y éstos pueden presentar propiedades prebióticas/probióticas y mejorar la composición del microbioma intestinal.

    Los Edibles y la Seguridad Alimentaria

    5(5).png

    La garantía de la seguridad alimentaria es un concepto estrechamente relacionado con la garantía de la calidad de los alimentos, que hace hincapié en los controles y las normas para prevenir la contaminación y las enfermedades transmitidas por los alimentos durante la preparación, la manipulación y el almacenamiento, más que para complacer a los consumidores. La cannabis y su inestabilidad al ser preparado como un producto industrial para la ingesta humana debe prevenir el deterioro de su calidad para influir en la seguridad alimentaria de las personas que usan cannabis.

    En general, los buenos sistemas de control y evaluación de la calidad/seguridad se practican normalmente de forma colaborativa y sucesiva durante la producción y el procesamiento de los alimentos para asegurar la consistencia de la producción, para ayudar a prevenir el fracaso del producto y para reducir el número de auditorías requeridas por el proveedor de alimentos.

    Los productos alimenticios a base de cannabis deben entrar en estos procesos de control de salubridad.

    La auditoría de calidad proporciona una inspección y oportunidades de corrección para todo el sistema de garantía o incluso de gestión. El Reglamento sobre la Cannabis en Canada establece varias normas y reglas legales específicas para los productos derivados de la cannabis relacionadas con garantizar la calidad y la seguridad. Por ejemplo, para que los consumidores sean conscientes de la dosis relativamente exacta de THC administrada, la cantidad de fitocannabinoides, incluidos el THC/THCA y el CBD/CBDA/CBG, del cannabis comestible está regulada y debe ser probada y etiquetada. Mientras tanto, la variabilidad tolerable entre el contenido de cannabinoides etiquetado y el real del cannabis comestible difiere.

    4(5).png

    Aparte de la inexactitud en el etiquetado del contenido de fitocannabinoides, crece la preocupación por la seguridad en cuanto a la mayor exposición a contaminantes en el cannabis tras la popularización de su uso médico y recreativo. Numerosos estudios han informado de la contaminación biológica y química del cannabis y sus productos derivados.

    Mientras tanto, la presencia de un potencial microbio patógeno ha sido frecuentemente reportada por la encuesta de calidad/seguridad de la cannabis u otros productos vegetales agrícolas, incluyendo hongos, bacterias y virus. Además, algunas variedades de plantas de cannabis mostraron una alta capacidad de acumulación de metales pesados en suelos contaminados, aunque se reportaron pocos casos de contaminación de metales pesados en productos de cannabis recientes.

    La aplicación del cannabis y sus derivados en los alimentos y bebidas ha cruzado la línea de salida, pero aún está lejos de maduración. A medida que avanza la regulación del mercado y los productos cannabicos, debe exigirse que los derechos de los consumidores y la calidad de los productos tengan los más altos estándares.

    El mercado de la cannabis comestible no esperará el paso de tortuga de los reguladores cuando se desarrollen nuevos productos. Sin embargo, parece que se ha puesto a disposición mucho apoyo y financiación, centrándose en el avance de las estrategias de cultivo/procesamiento/inspección de la elaboración de productos a base de cannabis, como se ha ejemplificado en todo Canadá.

    No queda más que esperar con gran esperanza, los sistemas de estandarización relativamente sofisticados de la industria de la cannabis comestible que serán eventualmente actualizados y reconocidos antes de diversificar sus variedades de productos. (mientras tanto optar por el autocultivo puede ser lo más seguro)


  • También puede interesarte El Avance de las CBDC empuja al BTC como Moneda de Reserva Internacional


  • Fuente 1



    Síguenos en:
    6.png odysee.png 2(5).png 7.png 3(4).png 4(2).png5.png



    0
    0
    0.000
    2 comments